Seleccionar página
Ayudanos a compartir el contenido...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

¿Te has decidido a comprar tu primera máquina de coser? Si aún no lo has hecho, revisa nuestro post de la semana pasada en que hablamos de lo que tienes que tener en cuenta antes de comprar maquinas de coser. Si lo has hecho, es tiempo de comenzar  realizar los trabajos básicos para aprender a usarla. Sobre todo, porque como todo electrodoméstico, tienes que probarlo ni bien lo tienes en casa. Así, si descubres algún mal funcionamiento o algo extraño, puedes acudir al lugar en donde lo compraste al poco tiempo para conseguir que lo solucionen.

Además, si esta es tu primera maquina de coser, tienes que probar. Los manuales de instrucciones de maquinas de coser son aburridos y no solo eso, suelen tener unas traducciones malísimas. En general, cuando lees los manuales de las maquinas de coser terminas con más preguntas que las que tenías antes de  comenzar a leerlo. Aún así, siempre es recomendable que leas las especificaciones, pero de ahí a que te sirvan demasiado, hay un trecho.

Debes prestar atención especial a lo más sencillo, pero que debes hacer correctamente si quieres que todo salga a la perfección:

  • Enhebrar
  • Canillado
  • Cambiar prénsatelas

No es fácil seguir estos tres pasos, pero tampoco es imposible. Con algunas veces que lo hagas, ya se volverá rutina y podrás hacerlo como si fueras experto/a.

Generalmente, las maquinas de coser vienen con las opciones preestablecidas de fábrica, pero siempre tendrás que ajustarlas según la tela que vayas a utilizar, su grosor y el tipo de punto que quieras hcer.

Cuando recién comienzas, lo más aconsejable es utilizar hilos de dos colores, uno para la aguja y el otro para la canilla. De esta manera, puedes determinar en el “dibujo” de la puntada, cuál de los puntos está fallando y ajustar las tensiones.

¿Cómo se elabora una puntada?

Es muy sencillo: las maquinas de coser hacen una puntada cruzando y cerrando dos hilos: uno proveniente de la aguja y el otro de la canilla. Una vez que la aguja se inserta en la tela llega hasta donde está la canilla, que a su vez girará. En ese momento, el hilo de la aguja se engancha al girar y al salir la aguja por arriba tira del hilo, entrelazand

o en este movimiento al hilo de la aguja y cerrando la puntada.
SI no sabes cuál es la tensión correcta, de todos modos, en el manual de instrucciones de las maquinas de coser suele aparecer cuál es la tensión estándar de la maquina. Aunque no debes hacerle mucho caso a estos datos, ya que lo “ideal” no suele ser lo “real”, puedes utilizarlo como valor de referencia para empezar a probar.

No te tomará mucho tiempo comprobar cuáles son las tensiones necesarias para cada tipo de tela según tu propia máquina de coser. En este caso, como en todo, la práctica hace al maestro. La tensión dependerá de la marca de tu maquina de coser, del modelo que hayas comprado, etc. lo importante es que lo lograrás con un poco de experimentación en recortes de tela que tengas para hacer pruebas.

Ayudanos a compartir el contenido...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter