Seleccionar página
Ayudanos a compartir el contenido...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Aprender a coser a máquina es una labor que interesa a muchas personas, no solo por hobby sino también por motivos prácticos e incluso profesionales.

Y tiene sus propias particularidades, si lo comparamos con la tarea de aprender a coser a mano.

Este artículo no pretende ser un tutorial, pues sería imposible por motivos de espacio, pero sí una hoja de ruta que debes seguir si quieres iniciarte en el noble arte de la costura. ¿Preparada? Pues toma nota.

Paso 1: hazte con una máquina de coser

Como (por el momento) tu objetivo no es convertirte en el mejor costurero o la mejor costurera del mundo, sino simplemente aprender a coser a máquina, te recomendamos que consigas una máquina de coser sencilla, de uso doméstico.

En nuestro sitio web hacemos numerosos análisis de modelos, pero tuya es la última decisión: Alfa, Brother, Singer

No hará falta que tenga funcionalidades avanzadas, pero sí será conveniente que pueda ofrecerte un interesante rango de diseños preprogramados, con los que ‘trastearás’ más pronto de lo que crees.

Paso 2: hazte con los materiales necesarios para coser

No hace falta que acudas a la mercería y acabes con sus existencias.

De hecho, los materiales que necesitarás son pocos comparados con los que utilizan las costureras a mano.

Sin embargo, hay algunos de sí son imprescindibles para aprender a coser a máquina.

Toma nota:

  • Bobinas y carretes de hilo: van situadas en el portabobinas y portacarretes de tu máquina de coser, por lo que tendrás que comprarlos a tamaño compatible.
  • Tela o telas sobre la que coser: en función de tus gustos y de las prendas en las que vayas a trabajar.
  • Tijera: aunque muchas máquinas de coser cuentan con sistemas de cortado de hilo, nunca está de más tener unas buenas tijeras a mano.
  • Cinta métrica.

hilos-coser

Paso 3: descarga e imprime algunas sencillas plantillas

Sí, este es el siguiente paso.

Quizá esperabas una breve explicación sobre cómo enhebrar la aguja o poner a punto la máquina, sin embargo tus primeros ejercicios para aprender a coser a máquina deben ser sin hilo y sin tela, precisamente para no malgastar material que en muchos casos no es precisamente barato.

Por tanto, hazte con unas plantillas en Internet, descárgalas e imprímelas en un papel normal.

Deben ser primero líneas rectas, después pequeñas líneas curvas, después cuadrados, luego espirales, etc.

El objetivo es conseguir destreza.

Agujerea sin hilo siguiendo esas guías, que deberás situar en la base como si de una tela se tratara.

 

Paso 4: pon a punto la máquina de coser

Ahora sí, es hora de poner a punto tu máquina de coser.

Como cada máquina tiene sus particularidades, te recomendamos que sigas las instrucciones de tu modelo.

En cualquier caso, algunas obligaciones antes de ponerte a coser son enhebrar correctamente la aguja y tensar el hilo adecuadamente. Todo ello está bien especificado en el manual.

 

Paso 5: ¡a coser!

Ahora sí toca coser. ¡Y con hilo!

A pesar de tus probaturas sin hilo, aún tendrás que equivocarte muchas veces para aprender a coser a

máquina correctamente.

No tengas miedo a fallar.

Te aconsejamos que utilices retales que encuentres por casa e hilos de colores poco habituales, pues en las mercerías suelen ser más económicos.
En cualquier caso, te ayudará ser disciplinada y seguir a rajatabla los diferentes manuales que encuentres en Internet o en tu biblioteca. También puedes apuntarte a cursos para aprender a coser a máquina.

De ambas formas, aprenderás a realizar composiciones más complejas o a realizar ojales de camisa, entre otras tareas, que pueden parecer muy difíciles a simple vista pero que con un poco de práctica no te resultará tan complicado.

Ayudanos a compartir el contenido...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter